Llega el "pulpo de la granja": logran reproducirlo en cautiverio después de 20 años de investigación.

EFE

  • Los científicos españoles logran mejorar la supervivencia de las larvas, un hito internacional.
  • Se espera que impulse la explotación comercial de la especie.

Científicos de los centros oceanográficos de Vigo y Tenerife lograron reproducir pulpos en cautiverio después de veinte años de investigación sobre la cultura larvaria De pulpo común (pulpo vulgar), informa el Instituto Español de Oceanografía (IEO).

Los investigadores lograron mejorar la supervivencia y el crecimiento de las larvas que es un hito internacional que contribuirá a la explotación comercial de esta especie, tan demandada por los mercados hoy en día, agrega el Instituto Español de Oceanografía declaración.

La IEO, adscrita al Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, ha logrado otro logro mediante el uso de nuevas técnicas de cultivo y alimentación compatibles con el crecimiento de larvas con una metodología más rentable y replicable que las utilizadas hasta ahora, añade la nota.

Con respecto al el engorde de juveniles a adultos se ha llevado a cabo durante años con peces capturados en el mar.

El pulpo común tiene un ciclo de vida corto pero con potencial de crecimiento, lo que lo convierte en una especie ideal para su cultivo y desarrollo en cautiverio, señala el IEO.

Muy demandado en el mercado

Actualmente es un producto muy demandado en los mercados nacionales e internacionales y con mucho interés comercial, lo que ha provocado un aumento en en su pesca y estudios e investigaciones científicas para domesticar Esta y otras especies de este cefalópodo.

Además, es una especie de gran interés comercial en España y el Mediterráneo y su demanda está aumentando en otros países como es el caso de los Estados Unidos que, junto con su alto precio en el El mercado, lo convierte en un excelente candidato para la diversificación de la acuicultura, explica el IEO.

Los pulpos pasan por diferentes etapas en su desarrollo: huevos, paralarvas, juveniles y adultos.

Las pruebas realizadas en el IEO, basadas en esta patente, mejoran los resultados obtenidos hasta ahora en el cultivo larvario y han logrado obtener juveniles con los que comenzar la fase de engorde hasta llegar a los adultos.

Recientemente IEO y Nueva Pescanova han firmado un contrato por el cual la compañía tiene una opción preferencial para obtener la licencia del Instituto Español de Oceanografía para estas investigaciones.

Con este avance, es posible superar lo que hasta el momento se consideraba el principal obstáculo para el cultivo comercial de esta especie.

Por lo tanto, los esfuerzos ahora se centran en obtener juveniles y en el estudio de su viabilidad económica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *